Les gusta mi poesía

domingo, 28 de junio de 2009

LOS ELEGIDOS

Los advenedizos y los ilusorios
Los que tanto gustan de los abalorios
Los que disfrutan de gozar lo añejo
Pero no les gustan que les llamen viejos

La gente atrevida,
La gente procaz
La gente suicida,
La gente tenaz

Gente con angustias,
Gente con problemas,
Gente con complejos,
Gente adormecida,
Gente emocional,
Gente neuronal,
Gente hormonal,
Gente irracional…

Cual funambulita
En fiel equilibrio
La gente transcurre
Bordeando abismos

Todos piensan algo
Que su fé mantenga
Y se adoctrinan
Con fuertes arengas

Los unos a otros
Es cosa de locos
Pero siempre queda
Entre esa locura
Alguien que mantiene
Su calma y cordura

Alguien que destaca
Por tener mesura
Porque emplea siempre
Un fiel equilibrio
Y no necesita
Ejercer dominio

Son los elegidos
Son solo unos pocos
Pero se destacan
Por tener arrojo

Son los más valientes
Son los principales
Confiemos en ellos
Para evitar males

9 comentarios:

marbu dijo...

Me gustaría estar en el grupo de los valiente que saben afrontar los avatares de la vida.
Un abrazo

Cornelivs dijo...

Benditos valientes...

Un abrazo.

Silvi (reikijai) dijo...

La calma y la cordura...son muy necesarios...Besitos.Silvi.

ESENCIA DE MUJER dijo...

La hermosa cordura de sabernos eternamente locos...

Un abrazo inmenso.
Marìa Laura.

DEMOFILA dijo...

Hola, tan genial como siempre, sí que hay que tener valentía en la vida, pero la vida nos enseña a serlo, los reveces de la vida son una experiencia para nosotros.
Un saludito de tu amiga de Marbella.

Begoña (Murcia) dijo...

Equilibrio en tus ideas, siempre bien expresadas con tus palabras.
Muy bonito.
Saludos.

Pedro dijo...

Tus poemas no sólo alegran el alma, también enseñan importantes lecciones.
Este me ha parecido magistral.

DEMOFILA dijo...

Valientes, como tú, que puedes con todo.
Esta versión de poesía me gusta. es agil y amena.
Te lo repito, eres genial.
M.F. de Marbella.
Besos,

Juan Carlos Lozano dijo...

mi querido josé maria:

Aunque muchas veces he visto, que el que grita más alto (no siempre el más inteligente) es seguido por las multitudes. Siempre admiré y mucho a esos hombres silencios, observadores, que toman nota con lápiz y papel en sus cuadernos. A esos hombres que parecen sospechosos, solamente porque lo otros, no saben que están haciendo. A esos que antes de decir una palabra, examinan todo el escenario, Analizan, piensan, y con calma encuentran soluciones, tanto en lo material, como para el alma.

te dejo un abrazo desde el otro lado del mar.
juank.