Les gusta mi poesía

sábado, 27 de septiembre de 2008

EL MORBO

¿Verdad que excita meramente el enunciado de este breve ensayo?, pues reconociéndolo podría dar por acabado el mismo, pues de eso se trataba, pero me parece de justicia ofrecer al siempre tan querido lector algunas opiniones personales al respecto.

Considero que el morbo está poco reconocido y agasajado en la sociedad actual. Todo ser humano, aunque lo niegue, es amante de lo morboso, si no ¿Cómo iban a tener tanto éxito esos programas basuras de nuestras televisiones?. Lo que en ellos se ofrece no es más que puro morbo, pero llevado a su peor degradación, mezclándolo con sentimientos bajos como envidia, avaricia y afán de notoriedad.

La sociedad moderna no es que sea amante de lo morboso, sino que es éste un elemento que la compone y estructura en sus raíces. Forma parte de su acontecer diario y no puede desprenderse de él. Hay mucha gente que confunde morbo con sexo, ya que es en él donde habitualmente se localiza con más facilidad, y cierto es que las situaciones morbosas tienden a producir excitación, pero no solo sexual, el morbo produce miedo, placer, angustia, terror, hilaridad…y hasta tiene repercusiones en la dieta alimenticia, una persona puede adelgazar por estar expuesta asiduamente a situaciones morbosas que la impiden una sana alimentación o puede engordar si tiene por costumbre refocilarse en la comida, si por ejemplo se divierte diariamente engullendo mientras observa películas de morbosidad aberrante.

En cualquier caso, como todo en esta vida, el morbo puede ser algo muy válido y de lo que se puede obtener gratificantes beneficios o algo malo y perjudicial si se abusa de él y se lleva a límites no recomendados.

Hay algunos factores o condiciones que favorecen el morbo, como puede ser la oscuridad, la insinuación, la mentira, etc., del mismo modo los opuestos perjudican e impiden una buena morbosidad. Reflexione el lector cuando ha sido más morbosa la homosexualidad, si antes o después de salir del armario, es decir cuando se encontraba en la mentira y ocultación o cuando sale a la luz y se declara sin ambages ni perjuicios.

Yo me estoy planteando abrir un negocio de “clases de morbo”, con una publicidad apropiada tal como “vuélvase usted morboso en 15 sesiones”, “aproveche esta oferta, no deje que su vecino/a le gane en morbosidad”, “¿quiere sorprender a su pareja?, el morbo sustituirá esas frías relaciones que mantenían” “nueva colección por fascículos dedicados al morbo, con los números 1 y 2 regalamos el álbum y los 5 primeros sobres de una colección sobre personajes públicos notoriamente morbosos”.

Veamos algunos ejemplos del morbo en la vida pública cotidiana. Cuando el presidente del gobierno o sus ministros nos afirmaban que no había crisis en España, ante el pasmo generalizado del ciudadano que veía como cada vez le era más difícil llegar a fin de mes ¿era o no era una situación morbosa? ¿lo hacían por obtener alguna ventaja mintiendo o se regodeaban y disfrutaban con la polémica?, algo similar ocurrió con la conocidísima ministra de Fomento en sus graves problemas con la construcción de la línea AVE a Barcelona, pero dejemos la política pues parece terreno fácil para la morbosidad ¿cuándo un entrenador de fútbol se empeña ciegamente en llevar la contraria a todos los aficionados alineando o dejando de hacerlo a un determinado jugador, crea o no crea morbo?, ¿Cuándo un director de cine nos habla de su próxima película para interesarnos en ella, pero sin desvelarnos el final, busca sorpresa o morbo?. En fin no seguiré con más ejemplos pues podría darse el caso de que en el límite de lo morboso usted me pisara la idea del negocio antes dicho “ACADEMIA DEL MORBO” y aunque solo sea por conocer en primera persona a los alumnos/as que se matriculen en ella, no quiero perderme esa ocasión.

Ya ven, vicioso que es uno.

José María

5 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Hola, conociendo tu espacio.

Te abrazo.
MentesSueltas

Raquelilla dijo...

Que deleite morboso de ensayo, compi, estoy deseando leer los siguientes que dijiste tienes preparados, por cierto: al leer tus líneas no sé por qué me da la sensación de escuchar tu voz entonando cada párrafo. Nos vemos el 15 si no antes. Por cierto, como ya he dicho a Pedro y supongo que verás en el blog común ya he hecho la tarea pendiente, a ver qué os parece.
Ra

anamorgana dijo...

Lastima que la gente solo se interese por el morbo, sea sexual o de cualquier otra cosa. Ahora los periodicos ya no nos informan nos ofrecen morbo, la televisión en sus informativos lo mismo, ya no digo nada de los programas basura porque no los visito pero eso está en todas partes. Me refiero a la basura y el morbo.Saludos
anamorgana

REIKIJAI dijo...

El morbo, es natural en el ser humano… es lo socialmente incorrecto. … Dichas normas impiden el verdadero desarrollo del individuo,.. sino existiera prohibición … no existiría el morbo … si aceptáramos la muerte … como parte de la vida … no existiría morbo al ver a la gente doliente. … El morbo es la otra cara de la moneda… José Maria ... Que tengas un hermoso… Fin de Semana… ¡!!... me voy a trabajar… en mi laboratorio tengo un alto de recetas… será un sábado movidito… te dejo un Beso. Silvi.

Pedro dijo...

¿Cuándo empezamos las clases? Me da morbo el solo hecho de pensarlo.
Quizás el morbo sea tan necesario como parece... o quizás no.
Mientras lo decidimos, sigamos disfrutando del gustito que da.
Un abrazo.