Les gusta mi poesía

jueves, 30 de septiembre de 2010

La salud

Recientemente, Fermín, un buen amigo, estuvo internado 15 días en un hospital por una dolencia de esas que no averiguan claramente lo que es. Eso me hizo pensar sobre lo precario de nuestra salud y se me ocurrieron estos versos, que dedico con cariño a mi amigo Fermín:


Salud, ese mágico aliado
Que nos gusta tener a nuestro lado

Salud, un bien tan apreciado como un arte
Que queremos tener de nuestra parte

Salud es la vida, es energía
Salud cada día es alegría
Pero a veces, se vuelve tornadiza
Nos encoge la piel, se hace cobriza,
Y sin causa, motivo ni razón,
Nos aprieta en un puño el corazón

Por eso es que debemos de cuidarla
Prescindiendo de excesos, disfrutarla,
Lo cual es muy difícil, ciertamente,
Porque, ¿Cómo disfrutar de algo aparente,
Sin cometer excesos, realmente?

11 comentarios:

DEMOFILA dijo...

Buena y real poesía a la salud, verdaderamente no nos damos cuenta de lo que es la salud hasta que nos deja por un tiempo o carecemos de ella, cuando la tenemos no nos cuidamos y jugamos con ella como si fuese un juguete y no nos preocupamos porque pensamos que siempre vamos a estar sanos, pero, por desgracia, eso no es así, la salud se puede perder en un segundo.
Estupenda poesía, a tu amigo seguro que la ha gustado.
Un beso de tu amiga bloguera de Marbella.

Fermín dijo...

Realmente preciosa como todo lo que escribes, ya poquito a poco me encuentro mejor y al leerla ya me encuentro bien del tó, gracias Jose María

Cornelivs dijo...

Lindo texto, amigo, y gran detalle el tuyo con tu amigo Fermin.

No se sabe lo que es la salud...hasta que la perdemos.

un abrazo.

Gitana dijo...

Cierto Jose María, esa poderosa señora que a veces nos traiciona y otras nos mueve a su antojo. Hay que cuidarla...

Besotes!

Equilibrista dijo...

la mejor de las cosas y la que más hay que cuidar,

que te mejores fermín!

salud-os

Luis dijo...

Hola José María:
Un poético detalle a un amigo.
Una muestra cariñosa de afecto.
Feliz fin de semana,
Luis

DEMOFILA dijo...

Hola, José María, tan fiel como siempre y con un comentario que le levanta el ánimo a cualquiera, eres de lo que no hay, si no fuese por tí seguro que no hubiese comenzado nunca a escribir poesías.
Siempre me dices que me estoy superando, eso es lo que quiero, espero que sea verdad lo que me dices.
No me ha pasado nada, creo que me preguntan si estoy mejor por lo de la muerte de mi cuñado, que lo he sentido muchisimo, lo quiero con todo mi corazón, será eso.
Un beso de una poetisa en ciernes que te quiere de corazón

Chencho dijo...

Hola D. José María, acabo leer su comentario en el blog de Cornelius sobre el origen de la tristeza y he de reconocer que me llamó la curiosidad esa afirmación que usted señala sobre la raíz de la tristeza que dice conocer. Sería un placer poder oír o leer esa explicación.
Un saludo cordial.

Chencho dijo...

Le agradezco la atención que me ha prestado y le ánimo a seguir fomentando todo esos valores que nos hacen mejores personas.
Y perdone mi curiosidad.
Gracias

Carmen dijo...

Y es que mientras estamos sanitos no apreciamos lo importante y lo que nos facilita la vida tener la suerte de gozar buena salud. Ojalá Fermín se recupere pronto, con tus muestras de generosa amistad, seguro que lo hará mucho más rápido.

Espero que Pilar también se haa mejorado, os eché de menos el Sábado.

Un beso.

Dani7 dijo...

La salud no se sabe lo que es hasta que estamos malos.
Espero que tu amigo se recupere, y enhorabuena por tu sensibilidad.

Un abrazo, amigo.