Les gusta mi poesía

martes, 14 de abril de 2009

Ocurre con el amor, a veces

Ocurre con el amor a veces
Que es como esas viejas zapatillas caseras
Que usamos a diario con cariño
Que las consideramos algo nuestro
Y que cuando un ser querido nos regala
Unas nuevas, más cómodas, más cálidas,
Y tenemos que desprendernos de las usadas,
Sentimos, por unos breves instantes,
Que algo muy nuestro tiramos,
Y al hacerlo, pensamos y dudamos
Pero puede al final la cruel lógica
Y un minuto después nos encontramos
Más cómodos, más cálidos, más ufanos.

Ocurre con el amor a veces
Que se comporta como ese viejo coche
Que tantos problemas acarrea
Que zumba, ronronea y berrea,
Que nos deja tirados en la noche
Hasta que decidimos comprar otro
Más moderno, potente, más seguro,
Pero al desprendernos del antiguo
Por un breve momento nos sentimos
Como traicionando a un amigo
Con el que tantos lugares hemos visto
Con el que tantos minutos de la vida
Hemos pasado juntos disfrutando
Salimos pues así del concesionario
Con la alegría de disfrutar del nuevo
Pero con un vacío sin sentido
Por abandonar el viejo, tan querido.

Ocurre con el amor a veces
Lo que pasa con un libro ya leído,
Del que no pretendemos desprendernos
Porque resultó leerlo distraído.
Pero un día sucede que no hay sitio
Que es necesario colocar los nuevos
Que hay que eliminar, hacerles hueco,
En la estantería tan repleta
Y entonces se nos antoja regalarlo,
Buscar otro lector, otros estantes
Pero antes es preciso asimilarlo
Y quizás releerlo unos instantes.

Ocurre con el amor a veces
Que aún gastado, conserva su esencia
Nos evoca momentos, y su ausencia
Nos hace repetir los sentimientos
Que un día ilusionaron el corazón
Y aunque otro sustituya su vacío
Siempre recordaremos con ternura
El hueco que ocupó el que se ha ido
La sombra de un amor, siempre perdura

genialsiempre

12 comentarios:

Cornelivs dijo...

Asi es, amigo, ocurre a veces con el amor, a veces. Sustituimos lo viejo por lo nuevo, aunque el recuerdo de lo viejo siempre perdura.

Pero si se sustituye...¿es amor?

Saludos!

REIKIJAI dijo...

José Maria;Me encanto.Aunque el Amor deberiamos descubrirlo...a
díario.Al menor ruido...estar atentos.Besitos.Silvi.

Pedro dijo...

Yo soy de los que opinan que un amor verdadero nunca desaparece, siempre perdura, aunque sea transformado en algo más sutil, menos apasionado, pero amor al fin y al cabo.
Las zapatillas, el coche o los libros sólo son objetos intercambiables, pero que conste que me ha encantado el poema.

Quidquid dijo...

"Ocurre con los mayores, a veces..."
Mucha razón tienes, cuando hubo de verdad, siempre mantendrá el rescoldo.
Bonito poema,
un cordial saludo, Luis

Jorge Martin dijo...

el amor sòlo desaparece y deja de brillar sino se trabaja cada dia. Para mi el amor es el dia a dia, la sorpresa, ese momento, esa sorpresa queda cada dia te hace despertar con fuerzas renovadas.nos leemos

goyo dijo...

ja muy bonito lo has hecho...
no olvides que tanto el auto y las zapatillas nuevas, ya llegaran a viejos!!!!!
Que bien que lo hicites!!! quedemonos con el amor viejo, que de seguro es el verdadero!!!
un abrazocapsyi

CANTO EN FLOR dijo...

Ocurre a veces con el amor, cuando decide cambiar de casa...no desaparece, yo creo que permanece en el recuerdo y siempre está ahí cerca de nosotros, nada más que ya ni lo miramos, ni sentimos.
Y creo que es más que la comodidad que sentimos con nuestras cosas añejas.
Saludos!

el piano huérfano dijo...

Adoro tu sabiduria, me encanta como relatas y describes las emocines de la vida.
Gracias por tu enseñanza por tus vistias en mi blog que siempre dan vida y amor.

DEMOFILA dijo...

El amor es duradero si es sincero, debe perdurar en nuestras vidas, dejar huellas escondidas, en el alma que lo quiere, que lo atrae, y lo domina, hasta el fin de nuestros días, es como la amistad, de la que Aristóteles dijo "La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas", y dos almas son como una, que nos une hasta la eternidad y hasta el más allá.
Me encanta tu poesía, inspira, da calor, define muy bien el amor, pero no el verdadero, creo que lo que se describe en ella son los falsos amores, que tiran un amor para coger otro en el camino, como se hace con las flores de un jardín, pero el amor vale mucho más que las flores, tiene más aroma, nos confunde, nos trastorna, y cuanto más año tiene, más solera, como los vinos andaluces.
Quiero ser poeta, para transmitir mis sentimientos, lo que me salga del alma, sin esconder nada de dentro, y transmitir como tú transmites e inspiras.
Besos.

La Gata Coqueta dijo...

Lo autentico, nunca se hace viejo prevalece en el tiempo, con una diferencia, se van creando unos nuevos pilares aun más fuertes y enraizados, aunque vengas días de tormenta siguen en pie, más fuertes y seguros que antes.

Y de no ser así, es que ninguno de los dos ha sabido cuidarlo, mimandolo y alimentando la llama día a día para que siga fluyendo...

Unas zapatillas nuevas en un pies de adulto le hacen daño...

Un abrazo y una sonrisa, que a estas horas de la mañana es un buen augurio.

VB dijo...

"La sombra de una amor, siempre perdura"...
Hay amores que nunca mueren.
dice Sabina en una canción" porque amores que matan , nunca mueren"...
Esos amores se hacen eternos porque eterno se hace el recuerdo.
Me gustaron tus palabras.
espero tu visita en el blog.
besos

DEMOFILA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.