Les gusta mi poesía

martes, 6 de enero de 2009

El abuelo

Quiza porque soy abuelo recién estrenado, quizás porque nunca tuve abuelos (abuelas sí, y muy queridas)he querido dedicar un poema a esos ancianos mágicos que hoy parecen estorbar, pero sin los que no se podría ser lo que hoy somos, pues lo dieron todo por sus hijos y nietos. Para ellos:


Rezongando entre dientes sus consejos
Pasa el abuelo el tiempo, rodeado de nietos
Sus recuerdos se agolpan en su sombría mente
Él no quiere aburrir o cansar a la gente
Por ello cabeceando, entre sueño y sueño
Siempre está murmurando con todo su empeño
Su pelo tan canoso inspira el respeto
Son muchas las arrugas que cubren su esqueleto

Sus ojos tan cansados de haber visto tanto
Se tornan como acuosos y a veces rompe el llanto
Y así, sin proponerlo, de forma muy sencilla
Una gota de lágrima baja hasta su barbilla
Sus manos temblorosas no sujetan gran cosa
Pero el todavía sabe deshojar una rosa
Su memoria el cree que le es traicionera
Pero recuerda todo, aunque a su manera

En sus rodillas siempre galopa algún chiquillo
A quien cuenta batallas de cuando él era niño
Sus nietas le emocionan contando sus andanzas
Y él soporta con gusto sus bromas y sus chanzas
Sus hijos ya mayores tienen sus aficiones
Por eso le ven poco, entre otras razones
Su mujer sigue siendo su único asidero
Quien siempre, cada noche, le regala un te quiero

Y con eso el abuelo se dá por satisfecho
Sonríe muy gustoso por el trabajo hecho
Por la vida que tuvo y por lo que le queda
Siempre que su mujer se mantenga a su vera

Es por ello que dentro, allá en lo más profundo
El reza cada noche al Dios que hizo el mundo
Y le pide le lleve a su reino, el primero
Y esperar desde el cielo a otros pasajeros
Ese viaje lo tiene pensado y preparado
No le importa la muerte, no quiere ser pesado
Pero mientras, disfruta lo que resta de vida
Con sus nietos, su futbol y un poco de bebida

Quizás cuando nos llegue la edad que él tiene
Recordemos que siempre hay algo que mantiene
La chispa de la vida, la fe en los humanos
Pequeñas alegrías que hay que tener a mano
Y gozar cada día, y esperar el siguiente
Y hacer nuevos proyectos, sin ser tan exigente
Amar y ser amado, besar y ser besado
¿Puede existir acaso algo más deseado?

12 comentarios:

el piano huérfano dijo...

Con tu permiso
en un día como hoy
como yo nunca tuve abuelos, me quedo con ese precioso poema para el dia que sea abuela
me lo dejas?

un abrazo fuerte

REIKIJAI dijo...

Hermoso poema...Tuve la suerte de conocer y disfrutar a mis abuelos... de Emilio,recuerdo algunas cosas;sus abrazos y su voz diciendo ahi viene la rubiona.Entraron ladrones a su estancia (cdba)le quitaron la vida.Y Manuel...mi compañero de aventuras...las calgatas a la hora de la siesta...o las grande tortas con barro...asi quedaba la ropa...jajajaja.preparabamos el viaje a España...queria volver a visitar su tierra...cruzo la calle;un micro de pasajeros,no lo vio,le paso por encima.Murio al instante.Sus muertes fueron trajicas.Grandes hombres,junto a ellos,mi niñez fue muy feliz.Me encantaba tomarlo del brazo y pasear con el abuelo, me hacia sentir importante.Y apenas me veia del suelo...gracias por hacerlos recordar.Fui la mimada de ellos.José María.Gracias por tu regalo de Reyes.Besitos Silvi.

lys dijo...

Qué bello canto a los abuelos... es precioso!! lo triste es, o a mi me lo parece, cuando uno de los dos se va.

Un saludo cordial

Cornelivs dijo...

Preciosa y entrañable composición.

Cuando yo era pequeño y me preguntaban a quien queria mas, si a mi padre o a mi madre, yo siempre respondia: ¡a mi abuelo!

Un abrazo.

haideé dijo...

Me encantan los abuelos y todo lo que representan, es aquello que forma parte de nuestra vida, que todos deberiamos conocer para entenderla, son ese nexo de unión que nos comunica entre todos... me ha encantado :)
Paciencienzudos y atemperados, comprensivos y sabios...
aprendamos...

Pedro dijo...

Un poema maravilloso, Jose Mari, te has lucido, se nota que eso de ser abuelo te ha llegado al alma.
Ojalá todos los abuelos pudieran sentir lo mismo, aunque me temo que no es así.
Un abrazo.

Mar dijo...

Precioso poema!!

Vivan nuestros mayores y ojala todos cuidásemos de ellos, como ellos cuidaron de nosotros.

De mayores es cuando mas necesitan que les demostremos cuanto nos importan y cuanto amor podemos darles en los últimos años de su vida, que para la mayoría de ellos ha sido muy dura.

Besitossssssssss

Txell Sales dijo...

Enhorabuena. El poema está lleno de fuerza y optimismo, desbordante.

Gamar dijo...

No suelo leer poesía, pero me gusto mucho la tuya.
Solemos valorarlos tarde a los abuelos y lamentarnos de no haberlos disfrutado.
Yo tuve 3 pares de abuelos, si soy raro en todo. 4 de ellos españoles y ahora de grande me gustaría tenerlos para compartir su sabiduría.
Un saludo desde muy lejos.

el piano huérfano dijo...

gracias
eperaré ansiosa a tu poesia

Amig@mi@ dijo...

paso por aquí de refilón desde el piano huerfano...
mañana estoy todo el día de viaje, pero si quieres el domingo te hago una chuleta para que puedas colgar música.
Un abrazo

Maria dijo...

Me encantó y eché mucho de menos a mis niños mientras lo leía. Es una dulzura.