Les gusta mi poesía

sábado, 8 de noviembre de 2008

Nueva vida

Todo me parece rodeado por un muro
Quiero liberarme de cualquier recuerdo espurio
Sentirme aislado, en mi cubil
Para así poder más fácilmente discernir
Si lo que me rodea es de mi agrado
Y si no, suprimirlo de buen grado,
Sin fingir, sin rodeos, ni aspavientos,
Sin molestias, sin ruidos, sin lamentos.

Pretendo de esta forma conseguir
Que se haga más grato mi vivir
Los años que me restan de existencia
Para poder disfrutarlos a conciencia
Acompañado de gente que me quiera
Sentirlos siempre cerca, a mi vera
Y conversar de temas importantes
No de frivolidades, como antes.

Porque mi vida hasta hoy, ha sido hueca
Es por eso que espero que enriquezca
Que se amolde al futuro, no al pasado
Como se amolda el sol a un día nublado.
Pretendo que en mi vida no anochezca
Que las ideas fluyan y que crezcan
Y me permitan conocer las maravillas
Que suelen disfrutar gente sencilla.

9 comentarios:

REIKIJAI dijo...

José Maria... me parece a mí... o tú estas de capa caída... como se dice aquí en mi país... arriba ese animo hombre... todos lo que te haz propuesto llegara a buen fin… Deja ir todo pensamiento; que tus sentimientos fluyan. Solo siente, no pienses y encontrarás tu fuerza, tu luz. … Sabes;… no te creo cuando dices que tu vida ha sido hueca… destilas sabiduría… sabes mucho de la vida… Comparto contigo el cansancio de lo almidonado… de lo armado para la foto… También me gusta disfrutar de las cosas simples de la vida… Y como dice la canción… “a las cosas simples las devora el tiempo”…
http://es.youtube.com/watch?v=B3u52O4rTeI
Canción de las simples cosas
(César Isella - Gustavo Leguizamón)

Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas,
lo mismo que un árbol en tiempos de otoño muere por sus hojas.
Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas,
esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios en que amó la vida,
y entonces comprende como están de ausentes las cosas queridas.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.

Demórate aquí, en la luz mayor de este mediodía,
donde encontrarás con el pan al sol la mesa servida.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.

Demórate aquí... por eso muchacho….
Que tengas Un Hermoso Domingo ... Te Dejo Un Beso ... Silvi.

genialsiempre dijo...

Gracias Silvi. Este minipoema lo tenía escrito hace tiempo y lo he rescatado ahora, pero no temas, no es mi estado de ánimo habitual, soy una persona optimista y no me dejo abatir fácilmente.
Gracias por tu sincera preocupación.

José María

REIKIJAI dijo...

Quizás sea yo… que esta mas sensible de lo normal… y lo canalizo en Uds.… (Me tomaría el primer avión y me iría donde nadie me encuentre)… No me tienes que agradecer… lo hago porque lo siento… Gracias a ti… Te dejo un Beso-. … Silvi.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, José María...

Leyendo el blog de mi buena amiga Silvia, encontré el tuyo y me he detenido a visitarte, pues a mi me gusta escribir y leer en verso.

Muy real tu poema, a veces las situaciones de la vida nos ponen así, pero debemos recuperar el optimismo.

Voy a leerte más a menudo.

Un cordial saludo desde Colombia.

Pedro dijo...

Te acompaño en tu sentir, y también en tus buenas ganas de disfrutar de lo realmente importante.
Mejor juntos.

InésPC dijo...

Hola José María,

Corren tiempos de alegria, hay que vivir la vida, disfrutar las pequeñas cosas que merecen la pena, que nos llenan y nos llegan al alma al corazón.

..lo importante es darse cuenta y estar decidido a vivir con plenitud, a compartir y a soñar con un mañana mejor.

...estoy contigo, hay que desechar lo que nos sobre, liberarnos de cualquier cosa que nos apene, nos duela y avanzar, aprovechar cada instante de esa nueva vida que estamos dispuestos a vivir y que nos está esperando.

hoy vuelvo a visitarte, me gusto tu poema. gracias.

un abrazo

Equilibrista dijo...

Comparto esa desazón cuando el mundo parece pedir a gritos un vivelavida, un carpe diem barato de palomitas y telebasura. Pero el mundo es tan complejo en realidad. Hay un más allá de esa superficie que nos venden. Uno a veces se siente vacío. A la vez las cosas que nos hacen felices pueden ser tan sencillas, como una buena compañía y un café.

Por otro lado me pregunto por la felicidad del que no quiere complicarse. Me pregunto si no es más feliz que yo el señor que ve el enésimo partido de fútbol o la señora que ve la enésima telenovela, debatiendo sobre el último expulsado de Gran Hermano. Quizá sólo sea una esclavitud. En todo caso, paradojas.

Cornelivs dijo...

Mi estimado Jose Maria.

Devuelvo las amables visitas que has realizado a mi blog. Muchisimas gracias por tus amables comentarios.

Te pido discupas por no haberte visitado antes: me ha sido completamente imposible.

Te he agregado a mi lista de blogs favoritos. Si te parece bien, te visitaré y te comentaré con frecuencia.

Recibe un muy cordial saludo.

Mar dijo...

Bueno yo sigo leyendo, me queda mucho atrasado todavia...

Decirte que hasta ahora me encanta todo lo leido, que dejas tú alma al aire y que sientas esa libertad, aunque recuperes poemas antiguos...

Besitossssss